Cumplir con el código de vestimenta establecido en una empresa o negocio, más que un lujo o capricho, es sin lugar a duda una necesidad que, a su vez, conlleva a una serie de beneficios dignos de ser aprovechados. Por ejemplo, para el caso de un comercio o negocio donde los empleados están ...